miércoles, 10 de septiembre de 2014

Stranged Birds

Pequeño fantasma, tu no ves el dolor que destila el doctor. Sale de mis entrañas, sale de mi cuerpo, de mi materia gris, de todos mis vasos sanguíneos. Tu solo cantas en los pasillos y lloras en las esquinas , ¿con que finalidad despiertas de la tumba? ¿No estabas mejor muerto, bajo tierra, lejos de mis susceptibles oídos?
Ya es tarde para despegarme de tu canto de sirena. Ya estas dentro y en todos los sitios donde el dolor te deja estar. No puedo ni quiero decirte adiós aun que en el fondo me hayas consumido entera y de mi ya no queden más que lagrimas, miedos y tentaciones.
Estoy tendida en el suelo, con una muda de piel al lado, es repugnante verla.  Es cursi y es tan sencilla que me parece imposible que fuese mía. Me avergüenza haberla exhibido, ¿como no pude verla?, es tan fea...
En el fondo creo que es normal pero no dejo de aborrecerla.

Fantasma, tu me has visto alta y baja, ¿cuando brillan más mis ojos? Tu me has traído a reyes a los pies de la cama, al asiento del copiloto, al otro lado de la puerta... ¿No es momento de dejarlos huir a todos?
Ven y durmamos juntos bajo tierra. Quiero dormir, soñar y no pensar, quiero ser de sueños por que son tan sencillos que no lloro en ellos. No quiero más reyes mi pequeño fantasma. Aun que en el fondo se que algún día te los pediré a gritos.
¡Ven! ¡Llévatelos todos!
Odio a los reyes, lo odio a él, a ese maldito rey que hablaba como un encantador de serpientes.
Quiero estar vacía, libre, sencilla, blanca, pura, sórdida.
No puedo, no puedo, no puedo , no puedo, no puedo, no puedo ¡Cantas demasiado alto! Para pequeño fantasma. Para de gritar como las sirenas. Me muero, me muero ya. No resisto los huesos, no resisto los pulmones, no resisto el corazón. Voy a partirme, voy a dividirme, dejaré en mi lugar un vacío insignificante que se rellenará rápido. Tengo que luchar, seré fuerte, venceré.
¿Pero que digo pequeño fantasma? Ya estoy muerta, estás cantándome y yo me estoy muriendo en tu canción.

Mira, mira por la ventana. El petirrojo está volando fuera, está volando hacia el Rey Elfo. Ya se van  los dos, se van a morir al mar.
Vendrá el viento y se llevará sus sombras.
Ven pequeño fantasma y hablemos.
Queda mucho tiempo y pocas canciones.